Señales que no eres un hombre alfa.

Existen ciertas actitudes y aptitudes que exteriorizamos con las personas que nos rodean, sean extraños, conocidos de toda la vida, tu pareja o posible pareja, siempre nos proyectamos de cierta forma, pero ¿cómo saber si lo que exteriorizamos nos hace ver ante la sociedad , la vida y a nosotros mismos que somos líderes y hombres alfa?
Aquí pondremos una lista que automáticamente te excluye de ser este tipo de hombre.

Eres extremadamente callado.

Es un punto básico para definir que no eres un hombre alfa. Sabemos que los hombres alfa no necesitan captar la atención de los demás por el simple hecho de hacerlo, los hombres alfa exponen sus ideas a los demás, se desenvuelven en cualquier entorno perfectamente, pueden socializar casi con cualquier persona y de ninguna manera se sientan en una esquina del rincón sin hablarle a nadie. Naturalmente son el centro de atención porque alzan la voz para ser escuchados sin necesidad de gritar y ser una princesa que quiere llamar la atención, tienen algún tema interesante del que hablar, puede ser cualquier cosa, clima, fútbol, lo que sea pero siempre tienen algo importante e interesante que aportar a todos.

 

Nunca tomas decisiones.

Ni por ti ni por los demás, dejas que siempre alguien tome el control de la situación o dejas que otros planeen la solución a tus problemas. No está NADA mal pedir consejo y algunos puntos de vista externos de vez en cuando para tomar las mejores opciones, pero un verdadero hombre alfa toma y elige su propio camino, es la voz de lo que se debe de hacer, esto es un punto que les encanta a las mujeres porque normalmente , buscan un hombre que las sepa guiar a través de la relación, los problemas a afrontar y alguien que le diga que hacer (aunque lo nieguen, en realidad les encanta).


 

 

Engañas a tu pareja.

Así es, estás leyendo correctamente este párrafo, engañar a tu pareja es un claro ejemplo de debilidad, un hombre que engaña a su pareja no tiene palabra de verdad, juega con los sentimientos de otras personas y en general es una basura de persona, ¿quien podría respetar a una persona así?.
Los líderes son figuras de autoridad y respeto, romper tus propias reglas crea el efecto contrario.
Probablemente pienses que tener cientos de mujeres y engañarlas te hace todo un hombre, pero en realidad solo demuestra lo contrario sumándole a eso; inseguridad.
Un hombre alfa respeta sus propias reglas, sabe manejar los impulsos primitivos sobre todas las cosas, impone respeto, es un hombre en quien confiar, su palabra no es en vano y una verdadera figura a seguir.


 

Actúas antes de pensar.

Antes de correr como un maníaco, gritar y alterarse ante las situaciones que te da la vida, un hombre alfa piensa y hace la mejor elección para el y para los que lo rodean , basándose en la lógica y el razonamiento.
Sabemos que en muchas ocasiones la gente entra en pánico, deja que los sentimientos tomen control  y escogen decisiones que jamás pensaron que podrían tomar. Es un clásico ejemplo de cuando una mujer estalla en enojo. Puede gritar, aventar cosas, golpear y atacar a otras personas impulsivamente sin pensar en las consecuencias, la diferencia del líder, es que analiza los posibles resultados (inclusive en segundos) de dicha acción y toma la mejor de todas, cuando es posible tomarse más tiempo, lo hace.
No pensar antes de actuar demuestra que tus impulsos y emociones te controlan y no eres una persona digna de fiar, ya que al primer momento de pánico y de resolución de problemas, nadie volteara a ver a alguien que pierde la cabeza instantáneamente.


Nunca pides disculpas ni aceptas tus errores.

Un hombre alfa se retracta y sabe admitir sus errores, porque de eso aprende y mejora, ser testarudo y con orgullo esta bien, mientras no se sobrepase el límite de ser un poco humilde.
Se crean lazos de confianza y de inspiración cuando un líder sabe admitir lo que hace mal, sabe pedir disculpas ante cualquier persona, sea autoridad, familia, trabajadores, cualquier persona que amerite recibirlas. No se trata de andarse disculpando de cualquier cosa como un campesino en ciudad, simplemente de no hacer sentir mal ni dañar a otras personas aun sabiendo que cometiste errores en tu trayecto.
La gente te respetará más si sabes jugar con esto apropiadamente.
Tratas de degradar a otros.

Síntoma perfecto de inseguridad.
Hablar mal de otras personas, criticarlas y degradarlos sin tener un objetivo más que “sentirte superior” es un claro síntoma de que no eres un líder.
Un líder y alfa no se compara con las personas inferiores o que puedan “representar” un riesgo a su liderazgo, al contrario , admite los puntos fuertes de las personas y a partir de ahí crea estrategias inteligentes para mantener liderazgo y respeto frente a cualquier persona que se ponga enfrente, no importa si es otro hombre alfa, no se trata de degradarlo ya que en el momento en el que lo hagas, habrás perdido el juego.
Admite las fortalezas de las personas, los defectos y tu sigue tu camino hacia la excelencia, lo que pase y digan por fuera, es cosa de ellos, no seas parte de la inseguridad.

 

Te dan miedo los altercados físicos.

Está bien, en realidad hasta el peleador más valiente tiene miedo de pelear y que le rompan la cara y sea humillado enfrente de quien sea que pueda presenciar el altercado.
**Este apartado de ninguna manera propicia la violencia ni sugiere ser un idiota violento en la calle**
Lo que queremos decir con esto es que un hombre alfa sabe y puede defenderse a él mismo y a sus seres queridos EN CASO de ser necesario, no puedes ser un hombre alfa si cada vez que sales al bar buscas un pleito, eso es simultáneamente: ridículo y estúpido.
Lo que queremos dar a entender es que un hombre alfa en caso  de “callejón sin salida”, puede tirar unos buenos puños y patadas a quien se atraviese y poder defender lo que es suyo, sin temor a ser golpeado y de usar este recurso como último elemento para resolver problemas.


 

No tienes planes a futuro ni ambiciones.

Tener planes a futuro y ambiciones de vida es básico para poder establecer y cumplir metas a corto, largo y larguísimo plazo , es una recompensa espiritual, mental y física para cualquier hombre alfa.
Son las cosas que inspiran a otros a seguirte, a motivarse con lo que haces y a que tu mismo te sientas bien contigo mismo, las ambiciones realistas son lo que separan al resto de los individuos de las personas exitosas, un hombre alfa no solamente es alguien que acapara la atención y lidera las situaciones, un hombre alfa es un caso de éxito para el mismo y para los demás , un punto de inflexión en la vida de los que verdaderamente te lleguen a conocer, además, un hombre con ambiciones tiene una alta probabilidad de tener éxito en una relación sentimental con determinada persona , no importa qué tipo de persona sea, eso es digno de admiración y respeto.
Si no tienes ninguna de estas cosas mencionadas, no eres un hombre alfa, pero eso puede cambiar en cuanto te lo propongas, nadie nace asi, todos somos hojas en blanco cuando nacemos, pero poco a poco puedes ir forjando la base de tus ideas, tus acciones y tu forma de ser, para ser el hombre que TU y las personas que te rodean , quieren que seas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s