Por qué una mujer no debe ni puede liderar

Una mujer fuerte es poco atractiva para un hombre asi como un hombre débil es poco atractivo para una mujer.

Conocemos perfectamente rasgos que hacen a una mujer atractiva, de hecho no necesito hacer una lista en este articulo, asi que omitiré ese paso.
Aunque también estamos conscientes de los rasgos que la hacen POCO atractiva, existe un atributo en específico que resulta ser el menos deseable: “el poder” aunado el abuso de poder, es el rasgo a la cual nosotros los hombres, hemos desarrollado una aversión bastante fuerte e inclusive llegando el nivel de ser repulsivo. Y con sobrada razón. Darle poder a una mujer no es la decisión más inteligente que puedes tomar, pero no solo eso, también puede ser extremadamente arriesgado y aquí te daré las razones:

Por que no es natural.

Resultado de imagen para ImagenLos líderes han sido forjados desde tiempos ancestrales, no es que sea una tradición, los líderes son los más carismáticos, los más sabios o los más fuertes de determinado grupo. El líder no es la persona que siente que se lo merece o quiere vivir en una burbuja de despreocupación. La ley de la selva, aplicada en su forma más cruda, mastica y desecha a una mujer sola.
Las mujeres que han liderado en el pasado exitosamente, como la reina Victoria, Juana de Arco entre otras distintivas de otros países, lo han logrado porque siempre tuvieron un ejército de HOMBRES y un gobierno de hombres para lograr su cometido. Ministros masculinos, oficiales, soldados, todos compuestos por hombres únicamente.
Imagina cuál hubiera sido el resultado de los conflictos y problemas que resolvieron estas mujeres, si hubieran liderado ejércitos de mujeres.
​​¡Las mujeres no quieren liderar! es la razón por la cual muchas relaciones fracasan, no está en su naturaleza, ellas quieren ser lideradas. Es lo que define su atracción hacia los hombres. La única forma en la que llegan a buscar poder, es por despecho o por venganza, venganza en su relación fallida, fracaso laboral, problemas personales, etc.


 

Es muy poco atractivo.

Una mujer femenina, frágil y por ende atractiva buscando poder, no puede ser tomada en serio como una líder. Un líder es alguien que muestra y tiene más que los otros (sin ser un idiota arrogante). Más valiente, más inteligente, más firmeza.
En esencia, el poder que se mantiene en manos de los hombres es un afrodisíaco para las mujeres, tiene el efecto totalmente opuesto en el juego de la atracción cuando las mujeres tienen el poder.
El atractivo femenino para los hombres, a nivel psicológico se reduce a : feminidad, obediencia, lealtad y sumisión.
Una mujer con poder, rara vez se ve como la chica a la izquierda del texto.
Digamos que tu jefe, es una mujer atractiva. Quieres follar con tu jefe porque es físicamente atractiva. Podría estar asando hamburguesas y eso importaría un verdadero comino. La posición ocupada por tal mujer es completa y absolutamente irrelevante, físicamente hablando.
Las mujeres follan con  hombres de poder, con la esperanza de ganar acceso a sus recursos, protección y ambiente seguro que proveen. Los hombres follan con las mujeres para probar un punto, y hacer  valer su dominancia sobre ellas.

 

Es peligroso.

Las mujeres son gobernadas por sus emociones (y el que piense lo contrario, que tire la primera piedra).
La gente que necesita espacios seguros no son capaces de ser líderes. Las feministas que demandan poder y pretenden que lo tienen, son ilusas.
Un verdadero jefe, lidera poniendo el ejemplo. Las mujeres, por naturaleza, quieren tener su pastel y comer parte de él, sacrificando a otros por su propio beneficio.
Las situaciones que se manejan y se basan en emociones son potencialmente catastróficas, las emociones, ciegan a las personas de tener un verdadero sentido de opinión racional. Desafortunadamente (aunque no en todas las ocasiones) la racionalidad, está peleada y es completamente opuesta a las bases de los sentimientos.

 

​Es contraproducente.

 

Resultado de imagen para GéminisEnfocándonos en liderar o ejercer una posición de poder, las mujeres sacrifican su propia felicidad y a sus seres queridos.
No es fácil liderar. Es parte del juego. La “prueba y error” y mantener la calma cuando se enfrenta a una adversidad, son una constante en esa posición, es lo que hace a un verdadero jefe. Las mujeres simplemente no tienen lo que se necesita y es perfectamente normal. Lo que no es normal es:- que lo que visiblemente no funciona, es impuesto a la fuerza para satisfacer un pequeño número de individuos idiotas.
​Está prácticamente probado que las mujeres son menos efectivas como líderes que los hombres. Crean resentimiento entre sus subordinados ya que están siendo dominados por un individuo que es físicamente más débil que ellos. Es un sentimiento profundo que no puede ser reprimido. Los resultados son; menos motivación para alcanzar más resultados para este individuo y desconfianza.


Por su propio bien y por el mundo que las rodea, las mujeres deben renunciar a buscar el poder.
Una sociedad más feliz, balanceada y exitosa, puede ser el resultado de esta decisión como ha sido probado una infinidad de veces en el pasado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s