Cosas ridículas que hacen los hombres por las mujeres.

Olvida las películas o las series de televisión estúpidas donde retratan al hombre como un pobre ser de la oscuridad buscando atención y afecto de las mujeres a como dé lugar, aún dejando atrás su propia dignidad. Son los hombres de hoy en día, los que pasan a tu lado, el que está a lado de tu escritorio trabajando en este momento o inclusive algún familiar tuyo, los que expresan con ingenuidad, actitudes y acciones estúpidas que inclusive sus padres estarían avergonzados de saber.
Aunque la sociedad de hoy en día nos retrata como caballeros blancos o nos insulten por no seguir sus normas, no debemos tratar como princesa a aquellas mujeres que no lo merecen.
Como todo en la vida, algunas emergencias o circunstancias nos orillan a tomar ciertas acciones. Defender a una mujer, más en específico a tu madre o esposa de alguien que osa insultarla o intentar agredir físicamente. Y de igual manera, algunas emergencias o eventos nos indican que debemos dejar de lado momentáneamente nuestras prioridades para ayudar a una mujer importante que nos da algo irreemplazable y de valor a nuestras vidas.
Dicho esto, gran parte del tiempo, hacer todo lo mencionado es completamente innecesario, consume nuestro tiempo, recursos y en muchas ocasiones (o querré decir, muchísimas) es destructivo para los hombres que ponen en el pedestal de oro a una mujer que no lo vale.
Aquí te describimos algunas cosas ridículas que los hombres hacen por las mujeres.

 

Pelear por ellas.

Una forma de caballerismo blanco, y al mismo tiempo de pena ajena en la mayoría de los casos.Picture Perdí la cuenta por completo de las veces que he visto a un hombre tratar de salvar a una mujer de ella misma o de alguien ajeno (normalmente se lo merecían). Una mujer puede comportarse como una cavernícola salvaje en un restaurante, club nocturno o donde sea e inclusive iniciar un argumento o pelea física con un empleado o jefe en turno. Y ¡oh sorpresa! llega capitán “salvación de mujeres”, quién probablemente ni siquiera conoce a dicha mujer, para proteger su “honor”. Lo peor de todo es que las mujeres esperan que los hombres que están cerca en estas situaciones hagan lo mismo que nuestro superhéroe anteriormente mencionado, lo cual es terrible, sin mencionar a los hombres que hacen esta gran hazaña sin que se les pida.
En gratitud por arriesgar su físico o alguna otra cosa por semejante altercado con otras personas, el caballero blanco recibe una sonrisa, algunas palabras o en algunos casos un número de teléfono. De aquí en adelante, les aseguro que la interacción entre el superhéroe y la doncella que llama la atención se disipará en el aire. No son solamente los miembros del alto consejo de caballeros blancos los que incurren en estas prácticas, existen otros hombres que normalmente son suficientemente masculinos para las mujeres que caen en esta trampa, confundiendo esta oportunidad para ser “alfa” y dominar a otro hombre. El resultado más común, tristemente es que el comportamiento horrible de dicha mujer sea condonado por el hombre cayendo ante sus pies como su campeón medieval.

Pelear por ellas (competencia).

Recuerda, una mujer puede ser atractiva, sí, pero su comportamiento y actitud cuentan mucho en el valor a largo plazo que te pueden ofrecer (o que no pueden ofrecer). Incontable es la cantidad de hombres que caen en la ilusión de que si trabajan arduamente para conseguir a aquella mujer atractiva, debe valer la pena. En la época actual, eso casi nunca es verdad. Picture
Una gran parte de los hombres que pelean por una mujer, están haciendo un duelo por el “prospecto” de robar a la chica con la que uno de los dos  tendrá sexo con ella. Y si logran conseguirla para algo a mayor plazo, la pareja normalmente implosiona a lo largo del camino. Aquel hombre entonces se da cuenta que perdió su tiempo y sufre de manera inimaginable y también lo hacen sus bienes materiales (divorcio).
Mientras tanto las chicas por las que peleas, tienen sus egos subidos a lo más alto de la escala medible una y otra vez. Las chicas poco atractivas, se ven a sí mismas como atractivas con personalidades horribles e inmerecidas. Todo en estas situaciones es resultado de los hombres peleando por ellas “probándose a sí mismo que ellos son los ganadores”, cuando en realidad, ni siquiera el ganador es victorioso de nada. En vez de eso, las mujeres se les proporciona un estándar físico y emocional irreal

Pagar por ellas.

PictureA menos que estés COMPLETAMENTE seguro de que has reclamado a la mejor novia/esposa del mundo para tí (e inclusive esa creencia es alimentada falsamente por apariencias temporales). Debes invertir financieramente hablando, menos que ella. Esto parece algo ilógico dado que un hombre es valorado sexualmente por su estatus, sus logros y sus recursos. Pero ya dejamos de vivir en una era en el que cualquier mujer es digna de llevar al altar. Un hombre que provee a una mujer, solo puede ser justificable cuando es una mujer de alta calidad (hablamos de valor físico, emocional y muchas cosas que una mujer de calidad trae a tu vida) y le da algo a cambio bastante sustancial.
Si quieres ser la burla de la chica o de tí mismo cuando estés solo en tu habitación pensando : “¿Por qué lo hice?” nunca pagues por completo la primera cita. Desafortunadamente esta forma de caballerismo ha sido abusada últimamente para recibir regalos, comidas o invitaciones gratuitas aun sabiendo que ella no va a invertir ni 1% de sus emociones en ti al final de la cita. Una mujer que apenas conoces no merece préstamos ni regalos de apreciación para obtener su validación.

Sacrificar o cambiar prioridades en tu vida por ella.

PictureEl título por sí mismo nos puede indicar algo malo, pero les aseguro que en este preciso momento leyendo este artículo, conocen a alguien que ahora mismo está haciendo lo que se describe a aquí con su actual pareja. Aquel que dejó de ver a sus amigos, dejó su trabajo, dejó de lado el sueño de ser un músico famoso porque a ella le parecía “estúpida” esa idea.
Es el primer obstáculo o caída de la cual casi nadie se recupera cuando no se dan cuenta que están en este agujero y por ende, continúan complaciendo a la mujer que aman en ese momento.
El hombre promedio de hoy en día, abandona y desperdicia oportunidades para mejorarse a sí mismo con tal de complacer a su mujer. Lo peor de todo es que no mucho tiempo después, deja de ser su mujer ya que los abandonos y desperdicios se vuelven bastante notorios en su mente que ha perdido atracción hacia el. Al volverse devoto a una chica, al volverse dependiente de una chica, no solamente psicológicamente, también físicamente y financieramente, te pones una soga al cuello la cual solo está contando los minutos para que empiece a enredarse.
Tu cuerpo, tus finanzas, tu educación y otras formas de mejorarse a sí mismo SIEMPRE deben de ser tu enfoque número UNO en la vida. Paradójicamente, estas obligaciones son las que atraen a las mujeres. Un hombre que cuida su dinero, su carrera, su cuerpo y su vida social consigue a las mujeres, no olvides eso.

No sigas a la multitud de hombres sedientos.

Deshazte de estas actitudes en tu vida y ayuda a tus amigos a quitarlas de encima. Probablemente al ser un lector de Hombre Invencible, no incurras en ellas regularmente, pero la tentación y algunos “instintos” instruidos por nuestra sociedad, pueden estar ahí. Necesitamos ese cambio en el cual vemos a los hombres actuales actuar. Sé parte de la solución.
¿Qué es peor que una mujer que tiene el ego hasta las nubes?  Un hombre que la subió hasta allá con su actitud de sirviente para validarla donde no debería de estar.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s