3 Maneras infalibles para mantener la paz entre hombres.

En un mundo que poco a poco se corrompe más y feminazis de todos los rincones del mundo son reclutados en las interminables filas, es importante mantener la unidad, la paz y la hermandad entre hombres que aprecian lo bueno de tener altos niveles de testosterona y que van en contra de todos los paradigmas de hoy en día aún cuando esto signifique ser juzgados o criticados ​prejuiciosamente.
Es por eso que en la medida de lo posible ,debemos mantenernos unidos para combatir lo que se nos ponga enfrente, ayudarnos y crear una sociedad sólida que nos permita ser hombres de verdad.
Aquí exponemos 3 claves infalibles para mantenernos en paz con nuestros hermanos varones.

No te metas con el ego de otro hombre.
Podrá sonar bastante arrogante la siguiente oración, pero de veracidad, tiene el 100%. Los hombres alfa tenemos el ego hasta el cielo. No importa desde qué perspectiva se analice esto, siempre es un punto bueno a tener en cuenta. Nuestro ego alimenta nuestra sed de victoria, nuestra sed de dominancia y muy importante, nos mantiene interesados en seguir mejorando nuestras vidas, nuestro entorno y todo lo que podamos construir y modificar para desenvolvernos de manera plena y positiva.
Meterse con el ego de otro hombre es usualmente un error ya que muy probablemente haya un altercado que inclusive puede escalar a un altercado físico, especialmente si estamos hablando de dos hombres dominantes en el mismo lugar. Un verdadero hombre no necesita atacar los ideales y entrometerse de manera negativa en comentarios, en la vida del otro o simplemente llevar la contraria para tratar de probar un punto aún cuando este sea inválido. No meterse con el ego de otro hombre es el primer camino a seguir para mantener esa hermandad que hoy en día, todos necesitamos.

 

No te metas con la mujer de otro hombre.
“No hagas cosas que no te gustaría que te hicieran” es la frase más acertada para este punto. El simple hecho de leer el título de este párrafo nos puede hacer entrar en rabia y con sobrada razón. Pensar en tu mujer estando con otro, nos puede causar malestar estomacal y ganas de cometer un homicidio. No hay UNA sola buena razón para entablar una relación amorosa con una mujer que ya tiene esposo o pareja, no puedo pensar en una sola buena razón para hacerle esto a alguien. Si, probablemente lo termine haciendo con alguien más si esa mujer planea tener una aventura contigo o si te insinua a tener una. Pero no solamente estás quebrantando una regla no escrita de la masculinidad, también eres esa persona que está a punto de destruir semanas, meses o inclusive años de trabajo duro en una relación, puedes destruir familias enteras por la sed de sexo o aventura que probablemente hará que estés satisfecho un periodo de tiempo muy corto antes de que la culpa de empiece a devorar de adentro hacia afuera.
Por si fuera poco, también pones en riesgo tu vida o de tus seres queridos, recuerda una mujer u hombre despechado y con resentimiento son altamente peligrosos. Evita malos sabores de boca, evita preocupaciones innecesarias y culpas que arremeterán contra tu espíritu.

 

No te metas con el dinero de otro hombre.

Esto puede sonar ridículamente obvio pero meterse con la propiedad de otro hombre es aún más peligroso y confrontacional que todo lo que se ha mencionado anteriormente.
Algo por lo que todo hombre trabaja toda su vida, deja atrás tiempo, esfuerzo, sudor y sacrificio por conseguirlo para que al final del camino, llegue otro sujeto a intentar quitarle todo. Es simplemente injustificable, esto ha creado crisis y guerras alrededor del mundo por intentar apoderarse de las riquezas y propiedades de otro hombre.
Evita prestar dinero a tus amistades y prestarles a ellos, si reclamas el dinero prestado, tendrás que de un amigo tu bondad hizo enemigo.

Afortunadamente las relaciones entre hombres y la camaradería no son tan complicadas como nuestro sexo opuesto. Así que siguiendo estos sencillos consejos conseguirás paz interior, exterior y vivir sin preocupaciones, recuerda: siempre es mejor tener amigos que enemigos y además de todo, nunca sabrás qué día puedas necesitar de alguno de nosotros o nosotros de ti.

Afortunadamente las relaciones entre hombres y la camaradería no son tan complicadas como nuestro sexo opuesto. Así que siguiendo estos sencillos consejos conseguirás paz interior, exterior y vivir sin preocupaciones, recuerda: siempre es mejor tener amigos que enemigos y además de todo, nunca sabrás qué día puedas necesitar de alguno de nosotros o nosotros de ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s