Mejores y peores lugares para una primera cita.

La primera cita, sea quién sea y donde sea que la hayas conocido, es uno de los momentos más emocionantes que un hombre puede experimentar. Después de todo, aceptar una invitación para salir a solas involucra cierto compromiso y una cantidad limitada pero importante de “reciprocidad” en interés como potencial pareja. A veces este sentimiento de emoción puede traicionarnos, en especial si consideramos a la chica en cuestión sumamente atractiva o si se puso en la mesa, un esfuerzo extra para que por fin aceptara ir contigo a algún lugar.
Una mujer no necesita mucho tiempo, menos aún, semanas o meses para decidir si eres una pareja aceptable para estar a su lado. Recuerda el viejo dicho: “la primera impresión es la que cuenta”. Dejando a un lado el tema de las conversaciones y preguntas que puedes hacer en la primera cita, tu forma de vestir y actuar. Una de las principales razones de incertidumbre y que quitan el sueño a muchos hombres es el cuestionamiento de la elección del lugar adecuado para la primera cita. ¿Cine?, ¿Cena?, ¿A donde la llevo para impresionarla?. Pero deja de preocuparte. En hombre invencible compilamos una lista exclusiva para hombres exitosos y que logren una primera cita que deja a cualquier hombre con la mirada en alto. Después de todo nosotros controlamos nuestro entorno.
**Advertencia: Jamás, bajo ninguna circunstancia hagas la pregunta del pecado : “¿qué quieres hacer?”, si bien esta planificación no necesita ser muy profunda, es mejor tener todo a tu mando, diseña un plan a tu medida y tiempo, tu posible pareja puede opinar, pero la última palabra la tienes tú. Puede sonar egoísta, irónicamente, esto te hará más atractivo desde el inicio. **

Peores lugares:

Cine.

​En primer lugar de la lista y por obvias razones. **Por favor no me lo tomen a mal, amo ir al cine.** Normalmente, es una de las primeras elecciones como “actividad” en una primera cita. Claro que aún hoy en día me sigo preguntando ¿POR QUÉ?, por qué alguien se haría algo como esto a sí mismo y a su cita. Encerrarse en una sala oscura, sin poder hablar, comunicarse, tener contacto visual, etc. Las primeras citas no tienen que ser muy extensas ( a menos que se logre una conexión inolvidable, y aún asi deben de terminar sin prolongarse, para mantener ese interés de una segunda cita.), así que no hay un motivo real  y justificado para invertir más de una hora y media sentado a lado de tu posible pareja, sin poder verla a los ojos, sin poder decir más que un par de comentarios aquí y allá (y verte como un idiota aburrido en el proceso).
Ir al cine es por mucho, una de las peores ideas para una “primera vez” , definitivamente deja mucho que desear y rompe todo esquema y objetivo de una cita, una cita es para conocerse, para hablar de gustos, hobbies, intercambiar intereses, reír un poco. Esta simple elección, arruina todo potencial que pudiese haberse desarrollado.

Restaurante lujoso.

​​Una cita en un restaurante “lujoso” no se limita exclusivamente a un restaurante que solo la opulencia de tu ciudad pisa de vez en cuando. Nos referimos a “restaurante lujoso” a cualquier lugar que te haga gastar mucho más de lo previsto ,de hecho lo recomendable en general, es gastar la menor cantidad de dinero posible en una primera cita, a final de cuentas, no sabemos si esa mujer volverá a salir con nosotros, o si simplemente te utilizó como un medio para obtener una cena costosa de manera gratuita, para después abandonar tu asqueroso corazón esperanzado.
Una cita en un restaurante, implica cierto compromiso monetario que no todos comparten pero muy pocos se atreven a confesar. No importa que tan rico o pobre seas para poder solventar este gasto, invertir tiempo y dinero en alguien que acabas de conocer no te hace ver más atractivo o poderoso, contrario a lo que todo mundo piensa, esto solo denota debilidad y desesperación por “presumir” lo que puede o no tengas.

Cita doble en cualquier lugar.

Una cita doble puede sonar como una buena idea. En TEORÍA, lo es. Todos lo vemos de manera constante en películas y series de TV. Las citas dobles terminan siendo una de las aventuras más divertidas e inolvidables para todos los involucrados, todo es pintado de manera positiva. Sin embargo, como mencione en un inicio, todo queda en la teoría y fantasía de lo que los medios normalmente intentan alimentar a nuestros cerebros.
Una cita doble, independientemente del lugar elegido para “pasar el rato”, pierde ese toque de intimidad que se puede generar en una cita de solo dos. Genera dudas al hacer pensar que aquella chica, puede ser una de muchas que es llevada al día del juicio ante tus amigos. Además de todo, se corre el riesgo de que alguno de los involucrados termine fastidiado de otro en la misma escena, y quien sabe… la acabas de conocer, existe la posibilidad de que termine enamorándose de tu amigo en cuestión.

Bonus:
Netflix & chill.

Si la mujer que deseas invitar a salir no es más que para llevarla a la cama esa misma noche, entonces esta es una buena elección. Sin embargo, si estás planeando tener algo serio con alguien, es una mala idea como primera cita. En primer lugar, porque no hay manera posible de que el resultado de esta cita te haga sentir bien, si va a la cama contigo  al final de la noche, difícilmente podrás tomar a esa mujer en serio. ¿Por qué? porque si fue a la cama en el la primera cita contigo, ¿qué pudo haber evitado que no hiciera lo mismo con otros? la segunda es que si rechaza tus avances sexuales, sentirás eso como un golpe directo a al orgullo masculino. De todas formas, lo mismo aplica para la mujer, un hombre que invita en la primer cita a un “netflix & chill”, difícilmente va a ser tomado en serio.
Si lo que deseas realmente, es una relación seria, no pongas en juego un “acostón” a primera vista.

Mejores lugares.

Café:

Una de las mejores elecciones que puedes tomar para una primera cita es una invitación a tomar un café, no importa si es alérgica a la cafeína, afortunadamente para todos nosotros, existen otras opciones como té o agua para beber. Realmente el objetivo de la cita no es ir a comprar bebidas, sino pasar un rato ameno juntos, posicionarse estratégicamente en la mesa o sillones para establecer contacto visual continuamente y lo más importante: charlar, charlar de cualquier cosa que haga esa pequeña conexión que se necesita para sentir esas mariposas en el estómago, posible.


Un café es una forma barata y SUMAMENTE efectiva de tener éxito en una primera cita. Probablemente sea muy cursi o una idea “quemada”, es decir, muchos hombres del mundo eligen esta opción, pero el café es como las rosas en el cumpleaños de una mujer. Son prácticamente un “detalle” a prueba de balas.
**Una cita en un café es aún más especial en cafeterías tradicionales de tu localidad, olvídate de ir al Starbucks.**

Parque.

Deja de romperte la cabeza, las cosas más simples, a veces son las más interesantes. En el caso de las primeras citas esto cae como anillo al dedo. Siempre y cuando tengas algún tema interesante de qué hablar, lo mejor es concentrar los esfuerzos en situaciones que involucren hablar y romper esa barrera de contacto físico lo antes posible.
El parque es una de las mejores maneras de romper la barrera física, es decir, puedes tocar su hombro al decir un chiste, golpearla muy ligeramente en el brazo cuando diga algo que tal vez no te parece a modo de juego, cualquier cosa que se preste en la situación que permita tocarse el uno al otro (de manera no sexual…. por el momento…) y los acerque más como pareja que como simples extraños en una situación desconocida.
Un parque permite esa inhalación de aire fresco (aún los parques en medio de grandes urbes), relajación y aleja de lo cotidiano a dos personas que realmente se quieren conocer, es el medio perfecto para establecer un contacto más íntimo por más mínimo que sea. Adicional a esto, el parque es una excelente opción para tener un pequeño juego de frisbee, disfrutar del paisaje entre otras cosas que pueden quitar la tensión de estar junto a un desconocido.

Actividades al aire libre, pescar, andar en bicicleta, visitar un zoológico, etc.

No puedo mencionar actividades al aire en específico ya que algunas localidades pueden tener los medios viables para realizarlas y otras no. El ejemplo claro es ir de pesca o ir al zoológico, puede que para realizar estas actividades tengan que realizar un viaje largo para llegar a los destinos correspondientes y eso ya involucra mucho compromiso y esfuerzo de tu parte.
Las actividades al aire libre deben realizarse cerca de tu localidad por si algo sale mal, pueden caerse muy mal a los pocos minutos de la cita y la peor de las situaciones, sería regresar a lado de ella en el auto en uno de los momentos más incómodos de tu vida.
De cualquier forma, las actividades al aire libre los alejan de la tecnología de la mejor manera posible, prácticamente obligan a que los dos tengan alguna clase de contacto y que se puede formar un lazo de sentimientos aún cuando este sea muy débil o momentáneo (ey, pero de eso se trata todo, crear momentos).

Bonus: 
Juego de bolos.

No puedo contar con mis dedos las veces que mis primeras citas han sido exitosas gracias a un juego de bolos con tu chica. Ninguno de los dos necesita ser profesional o por lo menos estar interesado en jugarlo. Simplemente es una cita que permite una conexión divertida en un mundo que muy probablemente ninguno de los dos ha pisado y aún si ella o tú son jugadores profesionales de los bolos, resulta ser una combinación que permite momentos divertidos, risas, comida chatarra y lanzar un bolo pesado contra unos pines sin cesar.


Un juego de bolos es altamente recomendable, es de las sugerencias más “costosas” de todas las mencionadas, pero si piensas que la mujer que aceptó tu solicitud de cita, vale más la pena que todas las demás, quizás valga la pena arriesgarse un poco con esta actividad, Casi puedo garantizar éxito infalible.

Recuerda, gastar en exceso en un inicio o tratar de deslumbrar con una cita inolvidable gastando recursos, tiempo y esfuerzo solo hace que ese hombre se vea como un desesperado, un presumido y/o engreído. Las mejores primeras citas son las que permiten una conexión real con tu posible pareja ya sea por medio de charlas, contacto ligero, mucho contacto visual o una combinación de todas las anteriores. El verdadero interés siempre se despierta por querer conocer más de aquella persona que se interesó en tí. El verdadero interés difícilmente se consigue presumiendo lo poderoso o rico que eres ( a menos que quieras un ave de rapiña a tu lado).
Mantente del lado simple, nada está asegurado, lo peor que puede pasar, es que hayas perdido algunos minutos de tu valiosa vida pero nada más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s