¿Es buena idea casarse hoy en día?

Este blog ha dedicado una cantidad considerable de artículos, a lo riesgosas que son las relaciones sentimentales con mujeres y todas las cosas que ello implica.
Con una sociedad decadente en valores, poco amor a la familia, alabanza al libertinaje y excesos desenfrenados, se ha vuelto toda una hazaña, encontrar a una mujer digna de llevarse al altar.
Claro, cualquiera puede hacerlo, arriesgar bienes materiales, tiempo y corazones rotos sin embargo, lo recomendable por excelencia es lo siguiente: No trates de convertir a una puta en esposa. Nada puede salir bien en el proceso.
Este artículo va dedicado a todos aquellos que han dudado, tienen incertidumbre o simplemente no saben qué hacer. Lo bueno, lo malo y lo horrible de casarse hoy en día.

Lo malo.

 

Hipergamia en mujeres.

La hipergamia (para no confundirnos aquí con promiscuidad), es el concepto de casarse con alguien de una clase social arriba de la nuestra. Esto siempre ha pasado, no es ninguna novedad. En la época medieval, los nobles trataban de casarse con las hijas de otros nobles que eran de igual o mayor rango que ellos.
En esta época de dementes, las secretarias se casan con sus jefes , etc. Los hombres también sufren de hipergamia, pero se manifiesta de manera muy distinta a la de las mujeres. Mientras una mujer busca a los hombres más ricos y poderosos, un hombre normalmente circula alrededor de la chica más atractiva con la que puedan salir y/o eventualmente casarse.
Existe una muy buena razón del porqué las mujeres cometen hipergamia. Cuando funciona, les permite asegurar al mejor proveedor para sus futuros hijos. La herencia de un hombre guapo, y adinerado les permitirá empezar su vida con el pie derecho, mientras que los hijos de hombres pobres, enfrentarán mayores adversidades.
La hipergamia es un rasgo que viene en las mujeres prácticamente de nacimiento. Solo completan su inclinación natural hacia lo que desean. Como tal, la hipergamia es algo bueno, una mujer que padece de ello tiene estándares más altos. Y en realidad si lo analizamos un poco, ¿quién querría casarse con alguien que tiene estándares bajos?
Bueno y entonces ¿cual es el problema?. La problemática real de hoy en día es que la hipergamia no termina cuando una pareja pronuncia sus votos de matrimonio. Desde ese punto, la hipergamia DEBERÍA terminar porque han jurado serle fiel el uno al otro, pero con las leyes de divorcio de hoy en día, las mujeres la tienen fácil para divorciarse de sus esposos y cumplir su fantasía de seguir escalando por los peldaños de la atracción. Puedo decir que las divorciadas rara vez encuentran a su príncipe azul, lo que explica por qué existen tantas mujeres amargadas allá afuera.

Divorcios fáciles.

​Los divorcios fáciles definitivamente son más nuevos que la hipergamia.
Los gobiernos de muchos países occidentales (la mayoría), han firmado y aprobado leyes que intentan hacer los juicios de divorcio más justos y con mayor clemencia para ambas partes. Esto por supuesto, fue el disparo que salió por la culata ya que la tasa de divorcio alrededor del mundo se elevo a los cielos y debilitó a la sociedad.


Ahora, ya no es necesario que exista adulterio, abuso físico o abandono para que una pareja pueda obtener un divorcio, todo lo que necesitas es el deseo de no seguir juntos.
El problema se agravó por supuesto, con la cultura pop a la que estamos expuestos, esta cultura que nos ha programado para decirnos que el matrimonio es válido siempre y cuando estés “enamorado”. Es lógico pensar que cualquier matrimonio va a tener puntos en los que no existan sentimientos cálidos para la otra parte. Nuestros antepasados entendían bien esto por lo cual, hacían de los votos, los cimientos del matrimonio. Las mujeres modernas, crecen con películas degeneradas de Hollywood, series y otras basuras que los medios nos alimentan a través de los ojos, para hacerlas pensar que el matrimonio se acabó, desde el momento que sus esposos dejan de ser tan emocionantes como Christian Grey de 50 Sombras de Grey.

Abuso en el divorcio.

Antes era muy raro saber que se obtenían pensiones y hasta donde yo sé, normalmente se otorgaban cuando existía una disparidad enorme en el poder de adquisición de los esposos. Esto pasa con mucho menos frecuencia ahora.
El juego cambia totalmente cuando se tienen niños. Las cortes, ponen la necesidad de los pequeños en prioridad, esto significa que usualmente la mujer obtiene custodia de ellos con pagos de manutención. Estos pagos pueden ser bastante altos y si fallas en pagarlos, estarás en la cárcel hasta que logres cumplir. Casi ningún hombre divorciado tiene problemas en invertir dinero para el bien de sus hijos, pero no desean beneficiar a la mujer que terminó destruyendo la relación. Las mujeres saben esto y algunas llegan a tal punto de restregar en la cara, que utilizan estos pagos para adquirir otros bienes.
Los gastos de manutención pueden ser pesados y en algunos casos, una carga injusta para los hombres. No necesitas estar casado para sentir el dolor de la manutención. Solo necesitas ser padre de un niño. (Esto no es un argumento en contra del matrimonio).

Ya casi no hay mujeres de calidad.

No me sorprende ver a amigos y conocidos casándose prontamente con mujeres que era bien sabido que eran buenas chicas por aquí en mi ciudad. Esto ultimadamente  nos lleva a la razón #1 para evitar el matrimonio: falta de opciones. Y esto aunque no lo crean, se ha vuelto un problema en la época moderna.
Siempre han existido hombres y mujeres que simplemente no son para el matrimonio. Tal vez sean feos, estúpidos o tienen una personalidad basura. El clima inmoral en el que vivimos, ha degradado los estándares de hombres y mujeres por igual, sin embargo la calidad de las mujeres ha sido golpeada abrumadoramente por obesidad, creencias de guerreras peleando por la justicia social, volviéndose putas, etc.  Obviamente nada de esto es científico, pero ahora tenemos más hombres persiguiendo a una menor cantidad de mujeres.
Las mujeres, al ser inducidas naturalmente a la hipergamia, buscarán a los hombres de mayor calidad posible. Esto significa que aquellos que tengan menos valor en el mercado sexual, tendrán que escoger: Casarse con una ballena terrestre o quedarse solteros. Como en el reino animal, los hombres alfa ganan este juego mientras los hombres beta, terminan siendo perdedores.

Lo bueno.

Sabemos que hay muchas adversidades en el matrimonio, pero también puede tener su lado amable siempre y cuando sea llevado correctamente, con la persona adecuada.

El mejor ambiente para criar niños.

Si, definitivamente puedes tener niños fuera del matrimonio con tu novia de varios años, pero eventualmente tendrás que explicarles por qué no pensaste lo suficientemente alto como para ponerle un anillo a tu mujer. Sólo vivir juntos hace las cosas más fáciles para salir de ahí cuando las cosas se pongan difíciles, e inevitablemente se pone difícil en cualquier relación. Si la relación se fractura, tendrás a una madre soltera, donde varios estudios indican que es terrible para el futuro del niño(s).
El matrimonio a final de cuentas es un compromiso que hace que ambas partes estén, hasta cierto punto en el mismo canal y con un rumbo a seguir.

Puedes crear una dinastía.

A través de la historia, la sucesión en las dinastías solo contaba si había herederos legítimos. Los hijos bastardos eran excluidos. Esto es porque los hombres tienen estándares bajos hacía quién follar, pero altos estándares para quien esté en el matrimonio. Los niños que produzcas con tu esposa, llevarán tu nombre y aún más importante que eso, serán criados por ti y por ella, permitiendo que tengan la mejor impresión de ustedes y de la vida en general.

Estar casado es bueno para los hombres.

A pesar de las quejas que escuches del vecino, los hombres casados normalmente tienen más sexo que los hombres solteros. Siempre es más fácil tener sexo con la mujer con la que duermes todos los días, que salir a un bar un par de noches a la semana en busca de un acostón. Fuera del sexo, las esposas de calidad aman y cuidan a sus esposos de manera genuina. El amor de una buena mujer es algo que vas a aprender a apreciar de por vida.

El matrimonio es el cimiento de la civilización, sin ello, el caos eventualmente recorrería todas las esquinas de nuestra sociedad. Por lo cual,los hombres aún DEBERÍAN buscar casarse aunque la sociedad moderna haya hecho todo más difícil, corrompiendo a las mujeres.
El verdadero truco para ganar esta situación complicada, es ser un hombre de calidad, y muy alta calidad. La mejor manera de lograrlo, es comprometerse al mejoramiento personal y aferrarse a tus altos estándares.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s