3 Razones para dejar de masturbarte.

La masturbación. Probablemente uno de los vicios más comunes en la modernidad y un vicio que casi todos los sitios de internet de neo masculinidad desean erradicar con ímpetu.
En un principio puede sonar como algo irrelevante, algo que a través de diferentes estudios del mundo ha demostrado que hasta cierto punto, es saludable. Pero en realidad, los beneficios que se pueden obtener al omitir esta (usualmente) adictiva práctica, son mayores de los que alguna vez pensaste.

Menos receptividad al sexo real.

A pesar de que la pornografía invade cada esquina del ciberespacio, esta generación actual tiene menos sexo que cualquier otra generación de hace 100 años. La proliferación del porno puede no ser la razón exacta de este suceso (aunque con un par de toques en las teclas de cualquier dispositivo con acceso Internet, lleva directo al mundo “XXX”) también tiene que ver el hecho de que doctores están reportando alarmantes cifras de hombres con disfunción eréctil en rangos de edades de 20 a 30 años.
Para complicar aún más las cosas, existen varios estudios que acreditan que una persona es capaz de volverse adicto a la pornografía y a masturbarse. Cada “jalón al ganzo”, sirve como un golpe de endorfina que es similar a la que se libera cuando se utilizan cierto tipo de drogas. Como respuesta a esto, al igual que con las drogas, el efecto se termina esfumando y es requerido otro “golpe” de porno más duradero y continuo.
Por experiencia propia, puedo decir que masturbarme demasiado hizo que la experiencia sexual con mi pareja disminuyera por un periodo de tiempo hasta que pude curarme del mal.

Baja los niveles de testosterona.

Probablemente ligado al punto número uno, pero vale la pena repetirlo en este sitio una y otra vez, la testosterona es buena para los hombres. Tener un nivel natural y alto de testosterona ha sido correlacionado con muchos beneficios de salud como energía incrementada, metabolismo mejorado, mayor deseo sexual, mejora en la masa muscular, más densidad ósea, estabilidad emocional, entre otras.
Los niveles base de testosterona en la sangre incrementan constantemente en la abstinencia sexual, teniendo un pico a los 7-10 días. ¿Esto significa que debes evitar tener sexo? La respuesta es no, si bien tener sexo también (en muchos casos) incluye eyacular, desperdiciar testosterona ante una pantalla con una mujer digital suena bastante patético, incluyendo que la frecuencia con la que una persona se puede masturbar con pornografía, es 5 veces más frecuente que tener sexo con una pareja ocasional o estable. Sabiendo los beneficios de testosterona incrementada ¿Por qué desperdiciarla?

Eres menos atractivo con las mujeres.

Ocurre en el plano mayor y en el menor. En el plano mayor, ocurre por el hecho de que se desperdician los grandiosos beneficios de la testosterona elevada, en otro artículo profundizamos más a fondo el por qué masturbarse tan seguido evita que seas un mejor hombre. Elimina energía, motivación y ganas de luchar por el éxito.
Además de eso, las mujeres son capaces de sentir las feromonas directamente relacionadas a los niveles de hormonas. Por supuesto, ellas reaccionan positivamente a ello así como los hombres reaccionan positivamente a una mujer que está en medio de su periodo de ovulación.
Sabiendo todo esto es probable que quieras dejar de hacerlo lo antes posible pero realmente lo has intentado. No es fácil librarse de una adicción, así que, ¿qué puedes hacer?.

Guía.

​1. Sepárate de la substancia. Borra toda la pornografía de tu disco duro, historial de búsquedas, favoritos, TODO. Parece ser demasiado obvio, pero la realidad es que tener presente la fuente de tu adicción, es la manera más fácil de mantenerse enganchado.

2- Encuentra otros Hobbies para tu tiempo libre.  No puedo decirte exactamente a que puedes dedicarte ya que todos somos distintos y hay miles de actividades para cada tipo de persona allá afuera. Simplemente tienes que hacer algo constructivo o mejor aún, que mejore tu persona o tu vida.
“La ociosidad es la madre de todos los vicios”.

3- Despacio pero seguro. En vez de ponerle ley de hielo a la adicción de una vez por todas, empieza gradualmente. Por ejemplo, si te masturbas dos veces al día, corta el suministro a solo una vez. Una vez que logres eso por un par de semanas, disminuye la frecuencia a 1 vez por semana, después por mes hasta lograrlo.
Si empiezas ahora, para cuando termine el año, habrás conseguido tu meta, estos simples pasos funcionan para otros hábitos.  Sin embargo, nos enfocamos a la masturbación, porque es un vicio demasiado detrimental para nosotros. Es de suma importancia deshacerse de él primero que nada.
Así que ahí lo tienes, lo vas a lograr.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s