Por qué ser lindo, crea serios problemas a los hombres.

He observado con detenimiento en los países occidentales, que debido a sus políticas idiotas, normalmente terminan auto-destruyéndose. Después de analizarlo profundamente, muchas de nuestras enfermedades como sociedad, son producto directo de la “lindura” de los hombres, nos está destruyendo.

Ser lindo envenena nuestras relaciones.

Ser un hombre lindo es un beso de muerte y perdición si es que deseas conseguir y conservar a una mujer. En un principio esta afirmación puede sonar un tanto extraña, a final de cuentas toda mujer que es cuestionada con la misma pregunta, responderá de la misma manera: quieren a un chico lindo. La verdad es que las mujeres detestan a los chicos lindos. Desean a un hombre fuerte, a un hombre que pueda liderar. Pero es imposible liderar siendo lindo.Resultado de imagen para si lo dicta el corazón - menéndez-ponte, maría
La lindura es lo que termina orillando a los hombres a ser un orbitador en redes sociales y en la vida real. La masculinidad ha existido por años, pero aún vemos hombres haciendo comentarios como, “Te ves hermosa” a una mujer con looks mediocres en Instagram. ¿Qué es lo que ganan aquellos varones, comentando una foto de una puta llamando la atención? ¿Cuales son las posibilidades (reales) de que esa mujer va a escoger a uno de los hombres que deja comentarios en todas sus fotos para agendar una cita?
​Ser lindo es un problema mayor en el matrimonio y relaciones a largo plazo en general. Puede ser lindo ignorar tu propósito de vida para complacer a tu esposa, pero la alejará de tí con el paso del tiempo. Esto es porque la lindura es inherentemente beta y a las mujeres no les agradan los hombres beta. He sabido de casos en donde las mujeres en sus matrimonios, terminaron engañando a sus parejas. El hombre no la engañó, tampoco apostó la fortuna familiar en Las Vegas o adquirió una adicción a la heroína. Eran hombres que son buenos padres y buenos proveedores.
Su único error fue ser demasiado lindos. Sus matrimonios pudieron haber sido salvados si hubiesen tenido más pantalones para tomar el liderazgo.

Ser lindo está destruyendo al occidente.

Casi todo lo que le pasa a los países occidentales es el resultado del intento estúpido de alguien por ser lindo con un grupo u otro. El poder de la mujer fue construido con la premisa de que las mujeres pueden sentirse mal de ellas mismas y es por eso que no escogen disciplinas dominadas por hombres. El matrimonio gay está legalizado en muchas partes y continúa su avance por más Estados porque nos vendieron la idea de que los hombres homosexuales están tristes por no poder tener un compromiso de vida en una relación monógama (??).
La política de migración de muchos países se basa en la misma “lindura”. Estas naciones están dispuestas a sacrificar las vidas de sus ciudadanos en vez de hacer sentir mal a la gente que vive en países Islámicos.
La realidad es que no es posible gobernar un país sin ofender a alguien. Tratar de hacerlo solo nos lleva a tomar decisiones estúpidas.

Ser bueno no es lo mismo que ser lindo.

Uno de los conceptos erróneos más comunes que oímos por ahí de ser lindo, es que significa lo mismo que ser bueno. La realidad es que ser lindo normalmente es exactamente lo opuesto a ser bueno.
La razón de esto, es porque la compulsión de ser lindo detona de un deseo de ser popular y amado. Los líderes cristianos que someten a sus súbditos con doctrinas lo hacen porque tienen un deseo mayor de ser aclamados por la muchedumbre, más allá del verdadero deseo de salvar sus almas.Resultado de imagen para Matrimonio
Los orbitadores beta en redes sociales prefieren obtener un “me gusta” de una mujerzuela aleatoria en vez de mejorarse a sí mismos.
Por el contrario, ser bueno significa que algunas veces tienes que tomar posiciones impopulares. Esto es evidente en la sociedad moderna donde el bien y el mal han sido completamente invertidos. Si compartes las mismas opiniones políticas que tu abuelo tuvo alguna vez, probablemente seas catalogado como un racista lanzafuegos, puedes perder tu empleo por esa simple decisión. Si deseas restablecer el patriarcado, serás juzgado como un maldito troglodita.
Aunque existe un costo por ser bueno, es importante recordar que la historia nunca es escrita por hombres “lindos”, esa historia se hace por aquellos que se atreven a conservar sus ideales aun cuando vaya en contra de toda opinión popular.

Debemos librar una guerra en contra de “ser lindos”. Esta guerra no está dirigida a un enemigo externo sino al “chico lindo” que vive dentro de todos nosotros. Debes oponerte a él cada vez que quiera orbitar como un beta  una chica en línea o en la vida real. Acábalo cuando te impulse a poner a tu mujer antes que tu misión. Aplastalo cuando intente silenciar tu punto de vista político o moral para evitar ofender a alguien. En todo momento, elige escoger lo que está bien o lo que está mal, nunca lo que es “lindo”.
Es una batalla eterna. Todos estamos programados para ser “chicos lindos”. Lograr superar esa programación no es fácil pero las recompensas valen la pena.

-Los chicos lindos terminan al último, los chicos geniales terminan en sus senos/cara- Napoleón Bonaparte…. (Esperen.. ¿qué?)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s