No pierdas el tiempo dando tu teléfono.

No existe una sola razón para dar tu teléfono a las chicas allá afuera como si fueras una celebridad. Es realmente improbable que te manden un mensaje o llamen. No estoy diciendo que nunca ocurra. Claro que pasa, pero en general, aún sigue existiendo esa expectativa del hombre dando el primer paso. Así que lo más probable es que estés perdiendo el tiempo entregando esas tarjetas ejecutivas sintiéndote importante.

Resultado de imagen para giving number to a girlDarle tu número telefónico a una chica es entregarle el poder que tienes, directamente a sus manos. Lo más seguro es que pienses que con esto, estás indicándole que tienes interés en ella, lo cual te asegurará muchos puntos a favor. Y claro, es verdad, estás mostrando interés pero al mismo tiempo estás mostrando que no tienes los pantalones suficientes para seguir avanzando, tomar control de la situación y lograr lo que deseas.
A pesar de que algunas veces el exterior de una mujer puede ser bastante irritante y en algunos casos déspota, las chicas también pueden llegar a ser tímidas. Recuerda, en su mayoría desean sentirse femeninas, esto en términos de sexualidad y género se traduce a que la feminidad está acentuada cuando la mujer es pasiva y el hombre domina la interacción.
Lo último que necesita una chica es a algún idiota desconocido que quiere acostarse con ella (como la mayoría de hombres que conoce y son cercanos), pero de alguna forma espera lograr su cometido dejando su destino, en las manos de la mujer.

Resultado de imagen para flaked on me¿Qué hay de esas situaciones donde te acercas a una chica, hablas y cuando pides su teléfono dice “¿por qué no mejor me das el tuyo?”?.
En esas situaciones, el 99.9% de las veces significa que te están bateando muy pero muy lejos pero haciéndolo disimuladamente. Las probabilidades de que ella te marque o mande un mensaje más tarde o después son tan remotas que es más fácil que Kim Jong Un se vuelva mejor amigo de Donald Trump.
Cuando esto pase simplemente deja en claro que no das tu número y que eres tú el que recibe los números ya que eres el hombre y ella la mujer. A pesar de que el aura feminista persigue a casi todos hoy en día, en una situación cara a cara, casi todas las chicas responderán bien a lo cual acceden a dar el número. En caso contrario aléjate.

Toma el control.

Después de que una conversación ha superado el punto de “no retorno”. Eso es, cuando ella ha indicado de alguna manera que está interesada, preguntando algo hacía tí por ejemplo. Es el momento de asegurar las cosas aún más. Hacerlo es de lo más simple. Pásale tu teléfono, abre la lista de contactos y dile “oye, tengo que irme ahora con mis amigos pero deberíamos vernos para ir por unos tragos otro día. Pon tu número ahí y te mensajeare.”
Eso es todo, espera a ver que hace, en muchas ocasiones escribirá su teléfono y todo estará bien, en otras ocasiones inventará excusas para no hacerlo. Cuando esto suceda, hazla hablar de cualquier otra cosa por un par de minutos e intenta de nuevo. Si no funciona despídete y sal de ahí.
Sea lo que sea que hagas, no caigas en el dichoso “¿por qué no me das (o regalas) tu numero?” que suelen decir las mujeres desinteresadas. Después de todo, si en verdad estuviera interesada en tí ¿por qué tendría problema en regalarte sus dígitos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s